Sala de espera en una clínica dental tradicional

sala-espera

Sala de espera en una clínica dental tradicional.

Nuestro paciente debe percibir que deseamos que su estancia con nosotros sea agradable. Por ello, necesitamos interactuar con él de una manera cercana y respetuosa. Hay determinadas preguntas o frases que encajan bien para casi todo el mundo. Por ejemplo:

  • “Sr. Fernández, fue capaz de encontrarnos sin problema, ¿verdad?” (en la situación de que fuera una primera visita).
  • “Sr. Fernández, ¿qué tal ha ido el día hasta ahora? ¿Mucho trabajo?”
  • Cuando se deja al paciente en la sala de espera, se suele decir: “Sr. Fernández, espere aquí un rato que ahora le llamamos” o bien “tome asiento. No tardaremos mucho.” Sin embargo, esta fórmula ha de ser mejorada. Es la habitual, pero las clínicas que desean que sus pacientes tengan una experiencia excelente han de revisar lo obvio, lo que siempre se dice. Por ello, propongo este pequeño ritual mucho más inspirador: “Sr. Fernández, por favor, siéntase como en su propia casa. Tiene a su disposición revistas y periódicos. En breve le llamaré para pasar a la consulta con el doctor que está deseando conocerle.”

 

Esta espera ha de ser lo más corta posible. Debemos gestionar la agenda de manera realista para que no se acumulen pacientes en la sala de espera.

El tiempo que pasan los pacientes en la sala de espera les proporciona también información y sensaciones sobre nuestra clínica. En lo que se refiere a los carteles, algunas pautas importantes son:

  1. En la sala de espera no necesitamos carteles del antes y después de un tratamiento.
  2. Además de las señales que son prescritas y obligatorias por ley, evitemos aquellas como Sala de espera (en tu propia casa no tendríamos un cartel que dice salón o cocina). O carteles con mensajes como Una mala salud bucal puede acarrear caries, gingivitis, periodontitis y halitosis, pues nuestro paciente no desea ser aleccionado de esta manera.

 

La sala de espera ha de suponer un ambiente de confort y relax, por lo que necesitamos elementos como:

  • Asientos confortables y nuevos.
  • Lámparas con luz cálida.
  • Música agradable (nunca la radio). Podemos tener música clásica o de ambiente.
  • Recomendamos que la televisión tenga el volumen apagado y con imágenes de bonitos paisajes.
  • Las revistas han de ser de reciente publicación. No necesitamos poner en la revista Propiedad de clínica dental.  La temática de las revistas ha de ser sobre viajes, prensa rosa, club del gourmet, actualidad, etc., es decir, un tipo de revistas que transmitan un cierto estatus social y económico.
  • Toda la experiencia excelente que queremos brindarle a nuestro paciente se compone de detalles. Cuando sabemos que un paciente puede llegar a gastarse miles de euros en un tratamiento, si el recepcionista o auxiliar percibe que le está gustando lo que lee cuando le llamamos para pasarle al box, deberíamos decir algo como: “veo Sr. Fernández que le está gustando la lectura, ¿por qué no se la lleva a casa para poder continuar leyendo tranquilamente?”

 

Cuando salimos de la sala de espera con el paciente, le indicamos el camino a seguir: “bien. Vamos al final de este pasillo y la última  puerta a la derecha. Ahí le está esperando el Dr. Martínez con su asistente dental.”

Pedro Morchón Camino

Director de Enfoque dental

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)

Teléfono: 671038509 / Email: info@enfoquedental.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn