La comunicación asertiva en odontología

Comunicación asertiva clínica dental

Junto con la capacitación técnica se revela importante la necesidad de desarrollar las competencias de la inteligencia emocional por parte del odontólogo para dirigirse sus pacientes, a los cuales les suelen invadir sentimientos de ansiedad y nerviosismo ante la intervención odontológica, lo que explica que a menudo elijan no acudir al dentista hasta que sea estrictamente necesario, en vez de tratar la salud bucal de una manera global. Aquí entra la importancia de la comunicación asertiva en la clínica dental por parte del dentista y todo su equipo.

La importancia de la comunicación asertiva en odontología

El odontólogo que posee capacidades emocionales y habilidades de comunicación asertiva clínica logra aumentar la fidelización, el grado de adherencia de los pacientes al tratamiento prescrito, y su nivel de satisfacción con el tratamiento en la clínica dental. La consecuencia de esto supone la recomendación activa en su círculo de amistades y familia de su clínica dental. Esta idea la he denominado odontología emocionalmente inteligente, donde la comunicación asertiva juega un papel muy importante.

¿Cómo tener una buena comunicación asertiva con tu paciente?

La comunicación asertiva se basa en una actitud personal positiva a la hora de relacionarse con los demás y consiste en expresar las opiniones y las valoraciones, evitando descalificaciones, reproches y enfrentamientos, es la una de las vías más adecuadas para la interacción y la comunicación entre las personas, optimizar nuestras relaciones, no es solamente decir lo que pensamos y de qué manera lo decimos, es también comprender mis necesidades, las de las demás personas (la empatía), ser responsable de mis emociones y conectar con los demás.

Las siguientes pautas de comunicación asertiva son apreciadas por los pacientes y fortalecen los vínculos entre el profesional y sus pacientes.

  • Dar la mano: La Asociación Dental Americana subraya que hasta el 80% de los pacientes prefieren el contacto de manos del dentista.
  • Sonreír: La sonrisa franca es un instrumento infalible para establecer una relación cercana con el paciente.
  • Usar el nombre del paciente a menudo.
  • Tratar de ser cercano y familiar (los pacientes necesitan un contacto humano).
  • Evitar la palabra NO, dolor y prohibiciones absolutas. Elaborar mensajes de forma positiva. Este concepto está íntimamente ligado a la programación neurolingüística (PNL).
  • No es buena idea repetir demasiadas veces o exagerar los aspectos negativos derivados de un mal hábito (por ejemplo, el mantener una higiene bucal deficitaria). Así, por ejemplo no sería adecuado enunciar una frase del tipo una mala higiene te hará perder todos los dientes y muelas en poco tiempo.
  • La comunicación no verbal es particularmente importante en la intervención odontológica. Es importante desarrollar la capacidad de entender el lenguaje no verbal de los pacientes. Una buena anamnesis supone captar las señales sutiles que completan la interacción verbal. A menudo, el lenguaje no verbal expresa aspectos que no son controlados de forma consciente como el lenguaje verbal. Por ejemplo, muecas, sonrisas, expresiones de miedo, expresiones faciales de disgusto, son todos ellos actos comunicativos que pueden ser incluso más importantes que la propia expresión verbal, y pueden o no corresponder con lo que el paciente dice. Por ello es tan importante captar lo que éste nos desvela a través de su lenguaje corporal.
  • Utilizar el humor, cuando las condiciones son propicias: en esta línea, la Psicología positiva ha llevado a cabo estudios de cómo el humor es fundamental en la sanación de las personas y en el desarrollo de la resiliencia de los pacientes durante su enfermedad. L a capacidad de adaptarse y superar las situaciones adversas.
  • La escucha activa: consiste en una forma de comunicación que demuestra al hablante que el oyente le ha entendido. Existen varios niveles de escucha que se pueden emplear dependiendo de que del nivel de entendimiento que se alcanza en cada caso: Parafrasear, es decir, resumir lo que ha dicho. Tendemos a dar consejos antes de escuchar, lo primero es escuchar, escuchar, escuchar activamente y ganar su confianza.
  • Dios nos dio dos orejas y una boca, es para escuchar más de lo que hablamos (proverbio chino).
  • Empatía: Entender lo que la otra persona siente, responder en consecuencia. Leer emocionalmente a tus pacientes. No tienes que estar de acuerdo con él, pero le entiendes y le respetas aceptas como validas sus opiniones y sentimientos.

Con esta actitud nos ganamos el respeto y la confianza para persuadir a cualquier audiencia.

Algunas de las claves para tener una comunicación asertiva

  • Ser claro: Trata de evitar las ambigüedades.
  • Ser coherente: Actúa en forma lógica y consecuente con tus ideas, principios y valores. Si no existe una coherencia entre lo que decimos, la posición y uso del cuerpo en el momento de decirlo y nuestro tono de voz, el mensaje llegará de una forma confusa y distorsionada.
  • Ser correcto: Incluye todo lo que se tiene que decir, aunque haya cosas que duelan.
  • Ser cortes: Evite la agresividad. El tono de voz es fundamental, al final es así es como se gana la receptividad del público.
  • Cuidar las emociones: Los juicios de las personas son diferentes, argumentar las ideas con criterio, evitar usar prejuicios y reconocer las diferencias.

Utiliza la comunicación asertiva en tu clínica dental. El uso de protocolos de intervención emocional supone un salto cualitativo en la praxis médica de cualquier clínica dental y la mejora notable de la experiencia del paciente.

Dr. Francisco Maglio “ante la igualdad de conocimiento, el mejor medico es el mejor amigo, ya está comprobado que la falta de afecto enferma»

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en linkedin
LinkedIn

Llámanos y te ayudamos

Estaremos encantados de resolver cualquier pregunta que tengas