La relación dentista paciente: Verdadera palanca para el éxito de una clínica dental

La relación dentista paciente se conforma en la unión de dos dimensiones diferentes llamadas a complementarse: la humana y la técnica. Junto con la capacitación técnica, se revela importante la necesidad de desarrollar las competencias de la inteligencia emocional por parte del odontólogo para relacionarse eficazmente con sus pacientes; los cuales a menudo se encuentran en estado de vulnerabilidad física y emocional y les suelen invadir sentimientos de ansiedad y nerviosismo ante la intervención odontológica lo que explica que a menudo elijan ir tirando en vez de tratar la salud bucal de una manera global.

Aunque sea un tópico comentarlo, por muchos medios técnicos y económicos que una organización pueda poseer, al final son las personas que conforman un equipo las que verdaderamente marcarán la diferencia entre lo normal y lo excelente.

El efecto multiplicador de una sonrisa, de una pregunta bien hecha en el momento adecuado, de un simple gesto, es tal que no podemos más que insistir en el cuidado máximo de estas variables. Y no se trata de crear un grupo de “robots” que tengan aprendido un discurso correcto y ordenado y que repiten sin alma ni corazón.

El paciente busca autenticidad, calor humano y emoción y tenemos que hacer lo máximo para proporcionárselo siempre salvaguardando una sana distancia.

Se está demostrando que las clínicas dentales con más éxito son aquellas que cuentan no solo con personal bien formado sino que también estén dotadas de aquellas competencias, valores y habilidades emocionales que la convierten en trabajadores ilusionados, luchadores, pacientes, moderados…

Es importante poner el acento de la relación dentista paciente, en lo personal, en lo humano.

Es paradójico que en los tiempos en que la relación dentista paciente parece estar más en entredicho, con el auge de las nuevas tecnologías, internet, ordenadores, tablets, smartphones, redes sociales cuando las personas precisan más que nunca del trato humano del frutero de barrio, del médico o dentista de siempre. Aquel que conocía tu nombre y apellidos sin tener que mirarlos de reojo en la historia clínica y te preguntaba qué tal le iba a tu hijo en la universidad o si ya te habías recuperado del dolor en el hombro.

El doctor que conecta emocionalmente con sus pacientes en función de su perfil de personalidad logra definitivamente su fidelización. Conectar emocionalmente no solo quiere decir caer bien, ni ser muy amable, ni sonreír mucho…es algo que tiene implicaciones mucho más profundas en el vínculo que se genera entre el odontólogo y el paciente.

 

¿Por qué un paciente regresa a una clínica dental determinada?

Es la pregunta clave que nos debemos hacer. Lo más importante es porque su odontólogo le ha solucionado el problema bucal consecuencia de sus buenas competencias técnicas-médicas y por la experiencia emocional positiva que han tenido en la misma. Ambos aspectos son los que llevan a un paciente a la fidelización y a recomendar a su clínica dental en su círculo social-familiar.

Un odontólogo excelente además de tener en su haber una serie de conocimientos científico-técnicos ha de ser inteligente gestionando emociones, o dicho de otro modo, ha de poseer una gran inteligencia emocional. El odontólogo que posee capacidades emocionales y habilidades de comunicación clínica logra aumentar la fidelización, el grado de adherencia de los pacientes al tratamiento prescrito y su nivel de satisfacción con el tratamiento en la clínica dental. La consecuencia de esto supone la recomendación activa en su círculo de amistades y familia de su clínica dental. Esta idea la he acuñado en el término odontología emocionalmente inteligente.

La inteligencia emocional desarrollada por Daniel Goleman es “la habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual”. Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional divide la  inteligencia emocional en cuatro competencias distintas que son la autoconciencia, la autogestión,  la empatía y la gestión de relaciones.

En los últimos años he estudiado cientos de publicaciones científicas de medicina y odontología para poder tener una óptica amplia de lo que es una atención al paciente según los principios del coaching salud, programación neurolingüística, medicina humanista y psicología positiva.

Estas son las metodologías que ofrecen mejores garantías hoy en día para una relación dentista paciente emocionalmente eficaz y que lleven esta relación a niveles de mayor eficacia y a la fidelización del paciente.

El buen protocolo es aquel que funciona. Creo que cada persona es diferente y cada doctor es diferente. Por ello, los protocolos que se refieren a la relación dentista paciente han de ser interpretados por el dentista como una manera de enriquecer la manera que cada doctor tiene de tratar a sus pacientes según su experiencia profesional.

El uso de protocolos de intervención emocional, supone un salto cualitativo en la praxis médica de cualquier clínica dental y por tanto conseguir que la experiencia del paciente mejore notablemente.

 

En Enfoque dental, acompañamos a las clínicas dentales en su camino hacia la mejora continua mediante el coaching, formación en marketing/ventas, protocolos de atención al paciente, estrategia de las clínicas dentales exitosas y trabajo en equipo. Además, también nos podemos ocupar del plan de marketing de las clínicas con las que trabajamos.

En la línea de la mejora continua aplicado a clínicas dentales, se irán publicando post con una periodicidad semanal o quincenal. Espero que os puedan ser útiles.

Ante cualquier duda, pregunta, reflexión o aspecto que deseéis comentar no dudes en ponerte en contacto conmigo. Será un placer poder ayudarte.

Pedro Morchón Camino

Director de Enfoque dental

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)

Tfono: 671038509 / Email: info@enfoquedental.com

 

2017-09-04T15:00:31+00:00 Atención al paciente|