Reglas que atraen, fomentan y retienen el talento en una clínica dental.

En Enfoque dental implementamos un protocolo de atención excelente al paciente basado en 450 puntos de análisis y que es el resultado de trabajar con más de 120 clínicas dentales y recoger los principios fundamentales del protocolo de Frank Spear y la codiagnosis. La implementación en una clínica dental tradicional genera un antes y un después en la experiencia de pacientes y por supuesto en la facturación.

Regla 1: comprender por qué los empleados vienen y por qué se quedan. Ciertos estudios han demostrado que el coste de sustitución, retención y formación de un empleado es hasta 1,5 veces mayor que el de su salario para la clínica dental. Además, todos los activos de esta última —ordenadores, software, inmuebles, instalaciones, listas de pacientes, nombre de marca o, incluso, dinero en efectivo— no representan más que el 10% de su valor total. El 90% restante está en sus recursos humanos. Para ello es fundamental que seamos conscientes y creemos condiciones que permitan a los empleados contribuir a la clínica dental  mientras realizan un trabajo al que encuentran un sentido.

Regla 2: Permitir a los empleados desarrollar todo su potencial para ellos mismos y la clínica dental. Las buenas clínicas dentales s crean entornos laborales en los que sus empleados pueden desarrollar todo su potencial personal y profesional. Un empleado alcanza su potencial de manera óptima únicamente cuando es consciente de que contribuye a una causa que lo transciende y cuando su esfuerzo es parte de un plan mayor.

Regla 3: Diferenciar entre jefes y líderes. Los jefes están para dirigir y controlar; lo que hacen es emplear, coordinar, delegar y manipular recursos. Sin embargo, los líderes además esto motivan e inspiran. Impulsar una cultura de liderazgo como el verdadero comienzo hacia la excelencia.

Regla 4: Proporcionar recursos amplios y apropiados. Para mantener alto el compromiso de los empleados con su trabajo y la clínica dental  en general, hemos de proporcionarles, ante todo, las herramientas y recursos adecuados

Cuando un líder autoriza o asigna recursos ha de comunicar tres elementos: el valor y la importancia
de la tarea que hay que realizar; la confianza en la capacidad del subordinado de realizarla; y la
expectativa de un resultado positivo.

Regla 5: Exigir la contribución. Existe una gran diferencia entre hacer un esfuerzo —por grande que sea— y contribuir. A pesar de los resultados diferentes de estas dos acciones, la mayoría de las clínicas dentales, ejecutivos o directivos suelen pedir de la gente que contratan el esfuerzo o su manifestación visible en forma de horas presenciales, volumen de trabajo hecho o máximo de actividad. Si una clínica dental transmite el mensaje a sus empleados de que lo que se exige y valora en ellos es principalmente el esfuerzo, pronto tendrá mucho movimiento y pocos resultados de su personal.

La cultura corporativa de una clínica dental debe transmitirse de manera regular e inteligente para que los empleados sepan distinguir y puedan reconocer con claridad su papel en el progreso de la clínica dental y en la mejora de la experiencia del paciente. Hay que transmitirles de manera inequívoca lo que significa contribuir y en qué consiste, además de decirles que la contribución es lo que se espera de ellos, lo que cuenta y lo que se premia.

El esfuerzo auténtico y el trabajo son dignos de nuestro reconocimiento, pero solo el trabajo bien hecho y que crea ventaja competitiva para el desarrollo de la clínica dental

Regla 6 Animar: Nos sorprendería saber cuánto los empleados ansían recibir un poco de ánimo y, una vez recibido, cómo redoblan su esfuerzo y mejoran sus resultados. Nada motiva más a un empleado que recibir ánimos y reconocimiento por el buen trabajo que está haciendo.

Regla 7: Crear un ambiente de trabajo basado en el respeto. Incluso el observador más
casual se daría cuenta de que las personas trabajan muy bien en un ambiente de buen
compañerismo, donde existe una auténtica simpatía entre ellas. Las personas también prosperan en
círculos basados en el respeto y el sentimiento de pertenencia. La consecuencia lógica de ello es que la calidad de la red social en el trabajo influye mucho en la calidad de la colaboración y de la productividad. En muchos sentidos, el lugar y los compañeros de trabajo han llegado a ser una especie de “familia extendida” o de club social, por lo que es importante tener en cuenta que un ambiente de respeto mutuo es decisivo para tener empleados productivos y comprometidos.

Las reglas que conviene seguir en ese sentido son sencillas: ser respetuosos con aquellos con los que no estamos de acuerdo; mostrar interés por ellos; encontrar maneras de transformar desacuerdos y discusiones en resultados positivos, trabajando hacia unos objetivos comunes definidos con claridad; pedir a los empleados que descubran la pureza y la autenticidad de las intenciones de cada uno

Regla 8: cultivar la confianza. La confianza entre los directivos y empleados ha de ser mutua. Innumerables estudios de caso han demostrado que donde existe confianza surgen lo que se llaman las mejores organizaciones para trabajar

Regla 9: Dejar espacio para la diversión. Según la médica y pedagoga italiana María
Montessori, el trabajo es divertido y debería ser divertido; el juego es divertido y debería ser
divertido. Las dos actividades únicamente se diferencian en que son distintos tipos de diversión.
Montessori creyó y demostró que cuando el trabajo se hace sin alegría hay menos creatividad, menos compromiso y mucha menos productividad.

Regla 10: Alinear a los empleados con las metas, los valores y la misión de la clínica dental.
Una manera de hacerlo es tener una cultura corporativa abierta, donde los empleados se sientan como parte integral y esencial de la clínica dental  y sepan que contribuyen de manera directa a sus objetivos. Cuando se dé esta alineación, los empleados se comprometen más, porque creen que su empleador siente y piensa como ellos.

Regla 11: comprender el capital humano.  El capital humano ha de entenderse como el potencial para crear riqueza que existe en las personas que trabajan para una organización  y que incluye todas las facetas de su conocimiento, habilidades, experiencias y esfuerzo.

Regla 12 Impulsar una cultura basada en la atención al cliente

 

¿Te imaginas poder llevar a cabo un protocolo de atención al paciente que suponga que más del 75% de los pacientes digan que si al tratamiento?

 

Pedro Morchón Camino

Director Enfoque dental

Teléfono: 671038509

pedromorchon@enfoquedental.com

www.enfoquedental.com

Bienvenido a la (r)evolución de las clínicas dentales tradicionales

CONTACTANOS