Los tiempos post crisis de la Odontología.

tiempos-crisis-odontologia

Los tiempos post crisis de la Odontología.

Los cambios actuales que está sufriendo el sector exigen nuestro dinamismo. Por ello, es clave analizar el entorno de mercado y empresarial de las clínicas dentales, identificando oportunidades y aspectos de mejora para una clínica dental tradicional. Esta planificación estratégica nos ayuda a estructurar los recursos que una clínica dental precisará para su desarrollo a lo largo de los años. Me gusta hacer referencia a un mundo VICA: volátil, incierto, complejo y ambiguo. Y además, suelo incorporar lo que denomino TDP, es decir, tecnológico, diverso y paradójico. Sin duda, una realidad emergente que hoy en día exige tratar de forma diferente al paciente, así como en lo referido a la dirección y gestión del recurso humano de una clínica dental.

El sector odontológico está viviendo en la actualidad un pequeño renacimiento, pero durante los años de crisis económica ha tenido un descenso progresivo de la facturación como consecuencia de un descenso en el número de pacientes y un aumento de la competencia. El ciclo de los servicios, productos o mercados, responde siempre a una gráfica sinodal. El sector de la Odontología tuvo años de gran apogeo y de crecidas constantes de facturación. Es precisamente en estos años de apogeo cuando se genera lo que se conoce como efecto altavoz, el cual sitúa el ejercicio de la profesión en altas cotas sociales de popularidad. Por consiguiente, más estudiantes son atraídos a realizar estudios de Odontología, de manera que la oferta y la demanda se comienzan a equiparar. Después de que se equiparen, el efecto altavoz aún no remite, sino que permanece durante más tiempo, produciéndose un desfase negativo. En ese momento, la oferta pasa a superar la demanda. Si a esto le sumamos la entrada agresiva de las grandes franquicias en los últimos años, con publicidad ciertamente engañosa que muestra la Odontología como un producto de consumo y no como una actividad médica, tenemos todos los elementos del cocktail para la gestación de la situación actual.

Sin embargo, las crisis tienen lugar en casi todos los mercados. Los tiempos de crisis son tiempos claves porque ponen en relieve a aquellos profesionales que saben darle un nuevo enfoque a lo ya conocido, saben buscar fórmulas para adaptarse al cambio, y demuestran que están dispuestos a superar la adversidad para dedicarse a aquello que les realiza profesionalmente.

Aunque hoy en día podamos afirmar que la crisis que hemos vivido en este país entre los años 2008 y 2014 ya ha pasado, considero importante analizar los datos tras este periodo, pues continuamos viviendo las consecuencias de la misma (datos basados en el Instituto Nacional de Estadística y Encuesta Nacional de Salud):

 

  • Saturación de profesionales: entre los cursos 2001-2002 y 2009-2010, el número de alumnos que finalizaron sus estudios de Odontología aumentó un 44%. El 55.11% de los parados en 2012 tiene menos de 30 años, con lo que la tasa de paro resulta más acusada en los odontólogos jóvenes. Según los datos del INE, se ha pasado de 17.538 dentistas colegiados en el año 2000 a los actuales 34.641 en el año 2015, lo que supone un incremento de 97,52% del número de profesionales en sólo 15 años (en este dato influye seguramente el alargamiento de la vida profesional del dentista). En el año 2015 había pues un dentista por cada 1.400 habitantes, es decir, más del doble de la media de los países de la Unión Europea, cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que haya uno por cada 3.500 ciudadanos.
  • Precarización laboral: si la situación continúa así, para el año 2020 llegaremos a tener más de 40.000 dentistas. Todo esto está provocado, en opinión de Óscar Castro Reino, presidente actual del Consejo General de Dentistas de España, por “un empeoramiento del paro y la precarización laboral.”
  • Niños y tercera edad, poca afluencia al dentista: los datos revelan que los menores de 8 años y los mayores de 65 años son los que menos acuden al dentista, concretamente constituyen un 8% y un 15% de las visitas a la clínica. Como media, del total de pacientes, 6 de cada 10 acuden a recibir tratamiento, el 20% a revisión, y otro 20% por motivos preventivos.
  • Exceso de formación (burbuja): existen hoy en España unas 20 Facultades de Odontología. Entre 1994 y 2010, la titulación de nuevos profesionales aumentó en un 104%. Actualmente, cada año se incorporan a la Odontología unos 1.500 nuevos profesionales.
  • Enseñanza privada: España es de los pocos países de la UE donde existen facultades privadas. Y solo en las ocho facultades privadas de Odontología que hay en nuestro país, el número de estudiantes matriculados es casi el doble que el que hay en las 12 facultades públicas. “Una situación que está provocando que en el año 2012, más de la mitad de los dentistas españoles que se graduaban se planteaban emigrar para trabajar, cuando en el año 2007 sólo se lo planteaban el 8,2% de los odontólogos”, añade Los países receptores son, preferentemente, Holanda, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Finlandia.
  • Proliferación de nuevos modelos de redes de clínicas dentales (franquicias, aseguradoras, multi-clínicas).
  • Poca higiene dental: España es de los últimos países en cuanto a hábitos de higiene bucodental, siendo el cuarto país de Europa que menos acude al dentista. Según datos de la Encuesta Nacional de Salud, sólo un 37% de la población visita al dentista con una periodicidad inferior al año. Durante los años de la crisis, esta tendencia se ha acentuado: la población cada vez acude menos a sus revisiones dentales. Es posible que está situación haya supuesto una acumulación de pacientes con necesidades de salud bucodental.
  • Desprotección ciudadana: el panorama actual se ve afectado por la carencia de España de una regulación que permita controlar y vigilar de forma eficiente la publicidad sanitaria.
  • Diversidad normativa: las comunidades autónomas tienen atribuidas las competencias en materia sanitaria y educativa, lo cual genera una falta de unidad de criterio en materia de formación y del ejercicio profesional.
  • Sin especialidades oficiales: España es el único país de la Unión Europea, junto con Luxemburgo, que no cuenta con especialidades oficiales.

 

Además de estos datos y a la luz de un estudio sobre Salud Bucodental, llevado a cabo por la Organización Colegial de Dentistas de España en 2013, las previsiones para el 2020 suponen que la pequeña consulta tradicional de un gabinete disminuiría, mientras que habría una proliferación de policlínicas y franquicias dentales.

Pedro Morchón Camino

Director de Enfoque dental

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)

Teléfono: 671038509 / Email: info@enfoquedental.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn