La marca de una clínica dental y personal del odontólogo

marca

La marca de una clínica dental y personal del odontólogo.

Uno de los mayores expertos mundiales en marcas, Jacobo Benbunan, nos recuerda que:

Una marca es la promesa de una experiencia. Se construye a través de los productos [o servicios] de esa compañía, de su comunicación y del comportamiento de sus empleados (…). Una marca debe saber qué quiere ser, tener claro su modelo de negocio, y aceptar sus implicaciones con sentido común. El mensaje que surja será claro y consistente. Así consigues una buena marca siempre.

En esa línea profundiza también la ex CEO de Hewlett-Packard, Carla Fiorina: “una marca es una promesa a nuestros clientes y un recordatorio para nosotros de lo que debemos defender y de quiénes deberíamos ser.” Así mismo, quisiera citar a una autoridad nacional en la materia, Lluis Bassat:

La marca de una clínica dental.

Si realmente queremos entender qué es una marca, debemos empezar por preguntarnos qué significado tiene el producto en la vida del consumidor. Sólo cuando el producto esté definido y comprendido por el consumidor, en sus propias palabras y conceptos, tendremos ante nosotros una marca fuerte y con un futuro prometedor. Y eso, en mercados saturados en los que existe una gran competencia, supone una importante ventaja.

Obviamente tenemos que interpretar los términos a los que se refiere Bassat para aplicarlos a una clínica dental. Cuando él dice “producto”, nosotros hablamos de “servicio”; cuando se refiere a “consumidor”, nosotros hablamos de “pacientes”.

Una última reflexión de otro gran experto en marcas, Walter Landor, afirma que “los servicios se hacen en las fábricas, pero las marcas se crean y viven en la mente. Una marca nace cuando el consumidor adopta el servicio como algo suyo y le hace un hueco en su vida.”

Si pensamos en las definiciones que acabamos de leer, ¿crees que tienen algo que ver con tu clínica dental? Debemos entrar en esta esfera de pensamiento, la idea de Clínica Dental como la promesa de una experiencia. Sabemos que la mejor experiencia de un paciente supondría prescindir de las clínicas dentales, pues eso implicaría que ha llevado a cabo una higiene dental adecuada y que sus condicionantes genéticas han jugado a su favor. Pero cuando la experiencia es negativa como consecuencia de una dolencia o malestar, lo que supone ir a un servicio de salud, y después esta experiencia resulta no ser tan mala, ¿no implica entonces una percepción positiva?.

 

La marca personal del odontólogo.

La definición de marca personal según Wikipedia nos dice que:

La marca personal, en inglés Personal Branding, es un concepto de desarrollo personal consistente en considerar a determinadas personas como un marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

Hoy en día, es esencial el desarrollo de la marca personal, sobre todo para profesionales freelance que ofrecen servicios (a menudo intangibles) en un mercado determinado. Con frecuencia, intento trabajar mi marca personal a través de las redes sociales, de vídeos en YouTube, de conferencias y de los libros que escribo. De igual manera, el odontólogo debería de hacer lo propio con su perfil profesional concreto.

Para conseguirlo, aparte de las sugerencias más obvias como tener una página web o estar en las redes sociales, es importante grabar un vídeo con una frecuencia semanal acerca de tratamientos sencillos, presentándote. Como hablamos en capítulos previos, el paciente, antes de acudir a tu clínica dental, desea conocerte, aunque sea a través de un vídeo.

Esta buena práctica creo que debe de ser extendida a todo el equipo de tu clínica dental, porque de la misma manera que el paciente desea conocer al doctor, también valorará muy positivamente (aunque no se dé cuenta de esta valoración interna) el hecho de que ese doctor, a menudo propietario de la clínica, nos presente a todo su equipo. Esto se conoce como promoción de la marca grupal, y es el paradigma actual en las organizaciones de éxito.

Además de la grabación de vídeos, asiste a eventos donde puedas conocer a otros dentistas, pues pueden ser fuentes de valor para referencias a pacientes. Pero por encima de todo, tu marca personal vendrá determinada por cómo hagas sentir a tus pacientes cuando vayan a tu clínica. En este sentido, el concepto de marca personal y marca de la clínica están perfectamente imbricados y se retroalimentan.

Pedro Morchón Camino

Director de Enfoque dental

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)

Teléfono: 671038509 / Email: info@enfoquedental.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn