Doctores y pacientes en la clínica dental

DOCTORES-PACIENTES

Doctores y pacientes en la clínica dental.

El coaching tiene su aplicación más directa en la manera de llevar a cabo la anamnesis, así como a la hora de exponer el diagnóstico al paciente.

Dentro de las herramientas de coaching, recomendamos a cualquier doctor el empleo de la técnica OARS. En el año 1983, Miller introduce el concepto de entrevista motivacional en el artículo publicado en el Behavioural Psychotherapy. En esta línea, años después, Miller and Rollnick (1990) en Toward a Theory of Motivational Interviewing, sugieren la técnica OARS, la cual facilita una disposición mental adecuada para el cambio. Ambos desarrollaron posteriormente (1991) dicha técnica en una descripción de procesos clínicos más detallados. Lograron incluso adaptarla a los contactos médicos breves estimados en unos 40 min (Rollnick et al, 1992).

Hemos trabajado y aplicado la técnica OARS en el campo de la Odontología con excelentes resultados, especialmente en el momento en el que el odontólogo se encuentra por primera vez con su paciente, y durante el proceso de anamnesis.

El acrónimo OARS viene de:

  • Open-ended questions (preguntas abiertas): las preguntas abiertas permiten que el paciente explore su situación desde otra perspectiva y que adquiera mayor conciencia sobre aquello que le preocupa. Además de dedicarle tiempo, el médico debe escuchar y contestar preguntas usando un lenguaje comprensible (Bueno, 2000). Esto significa personalizar al paciente. Por ejemplo: “¿qué le preocupa de su salud dental?”
  • Affirmation of the person’s strengths (afirmación de las fortalezas de la persona): la afirmación de las fortalezas personales conduce al paciente a un estado de autoconfianza y plenitud de recursos. En esta línea, es muy positivo que el dentista reconozca las fortalezas personales del paciente durante el transcurso del tratamiento (auto-control, auto-regulación, perseverancia y diligencia), además de ensalzar cuando proceda la buena salud dental o los buenos hábitos de higiene y preventivos. Así mismo, el reconocimiento de la consecución de los pequeños hitos en el transcurso del tratamiento bucal y el refuerzo positivo por parte del dentista de los progresos del paciente, logra aumentar su motivación para perseverar en su camino hacia la curación. Por ejemplo: “es sorprendente que a su edad conserve prácticamente todas sus piezas dentales.”
  • Reflective listening (escucha reflectiva): la escucha profunda (y asertiva) muestra que el dentista tiene en consideración la opinión del paciente, lo cual fortalece su vínculo y la confianza de éste con el tratamiento.
  • Summary (resumen): el resumen de la situación permite al dentista reiterar los principales puntos tratados y verbalizar las preocupaciones e intereses del paciente.

Pedro Morchón Camino

Director de Enfoque dental

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)

Teléfono: 671038509 / Email: info@enfoquedental.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn